Select A Demo

Desarrollo de métodos y políticas
para el manejo y control de salmónidos invasores en Chile

Mientras muchos investigadores y promotores de la conservación de la biodiversidad abogan por la erradicación de los salmónidos invasores en todas las aguas continentales del país, pescadores deportivos y usuarios de la pesca recreativa promueven la conservación de estas especies, de las cuales dependen a nivel social y económico. En el Núcleo Milenio INVASAL buscamos comprender tanto desde la perspectiva ecológica como social el impacto que salmones y truchas generan sobre la biodiversidad y la sociedad chilena respectivamente, con el objetivo de producir conocimiento que conduzca a políticas públicas que busquen satisfacer tanto los intereses socio-económicos como la conservación del patrimonio de biodiversidad nativa del país

Ecosistema del Lago Chungará

En el ecosistema constituido por el Lago Chungará, el Río Chungará y sus fragmentados bofedales en la región de Arica y Parinacota, parte del Parque Nacional Lauca, la especie endémica Orestias chungarensis, conocida comúnmente como karachi se enfrenta a la amenaza de la depredación de las truchas arcoíris, salmónido invasor que fue introducido en la zona a mediados de los años noventa. Nuestro equipo de investigación ha generado las primeras evidencias que comprueban una sospecha sostenida desde el año 2008.

Desde el 2017, nuestros investigadores están desarrollando un plan de erradicación de la población de trucha arcoíris que habita este ecosistema, en línea con los esfuerzos de conservación promovidos por el Comité Regional de Mitigación del Impacto de truchas en el Lago Chungará, presidido por la Dirección Zonal de la Subsecretaria Nacional de Pesca para las regiones XV, I y II. El plan de erradicación contempla ejercer un alto esfuerzo de pesca en el Lago Chungará que permita a través del uso de redes multipanel, la remoción de individuos de los grupos etarios superiores de trucha arcoíris, con el desafío de no afectar a los individuos de karachi que allí habitan. Al mismo tiempo buscamos bloquear selectivamente el desplazamiento de las truchas entre el Lago Chungará y su único tributario, el Río Chungará, impidiendo de esta manera que los individuos juveniles fecundados en el río, alcancen el cuerpo principal del lago. Adicionalmente en las zonas de baja profundidad en el río y los sectores de bofedales extraeremos individuos de trucha arcoíris mediante pesca eléctrica  En una primera etapa nuestro plan de erradicación se extiende desde el 2017 al 2020. La erradicación no es la única respuesta a la presencia de salmónidos invasores en los ecosistemas del país.

Cuenca del Río Toltén

En la región de la Araucanía, hemos instalado nuestra primera estación de investigación junto a la desembocadura del Río Toltén, en la localidad de Caleta La Barra. Los esfuerzos iniciados el año 2014 nos han permitido desarrollar el primer sistema de monitoreo de poblaciones de salmónidos en el país: “Programa de Monitoreo de la población de salmón Chinook del Río Toltén”, contando en la actualidad con valores de capturas, escapes y en su total, retornos anuales de salmones de cuatro temporadas. Esta información impulsó en el 2017 la generación del Decreto Supremo (D.S) 96/2017: “Reglamento sobre capturas de especies anádromas y catádromas”, el cual permite por primera vez en la historia pesquera de Chile, la captura de salmones asilvestrados provenientes de cultivos abiertos, a través de la elaboración de un plan de manejo por una mesa público-privada presidida por la Dirección Zonal de la Subsecretaría Nacional de Pesca.

Caleta La Barra es una localidad ubicada frente a la desembocadura del Río Toltén en que habitan cerca de 30 familias que dependen, en su mayoría, exclusivamente de los ingresos generados por la pesca artesanal. Durante siglos dedicados a la extracción de corvina, róbalo, lisa y puye, en la actualidad se encuentran navegando contra la corriente en un río que sólo les ofrece salmón Chinook, mientras al mismo tiempo su extracción ha sido históricamente de carácter ilegal. El nuevo reglamento D.S 96/2017 de la Subsecretaría Nacional de Pesca, representa una iniciativa pionera en el país que busca dar solución a la situación de los barreños y busca incluir a todos los usuarios del recurso salmón Chinook a lo largo de la cuenca del Río Toltén a través de la mesa de trabajo público-privada que tiene a cargo la elaboración del plan de manejo.
Así, nuestro país a través de un invitado extranjero (el salmón Chinook) pretende dar un ejemplo cívico de entendimiento entre grupos sociales públicos, privados y gubernamentales que basan sus decisiones en evidencias científicas generadas por un centro de investigación que nos sentimos orgullosos de representar.